jueves, 14 de noviembre de 2013

AMOR DE ALMAS ¿Qué está sucediendo con el amor?


AMOR DE ALMAS

"Cuando te aceptes, ames a ti mismo y ya no te identifiques con nada habrás llegado a simplemente Ser, tu esencia, y tu alma te ayudará, te guiará hacia el otro ser, porque lo conoce como así misma, de otras vidas y de otros mundos". 

¿Qué está sucediendo con el amor? 

¿Por qué muchos de ustedes no están encontrando su pareja, su media naranja, su alma gemela? ¿Qué está ocasionando en los seres del planeta con el Despertar de Consciencia? ¿Están sintiendo un vacio que no saben explicar? ¿Experimentan pena y tristeza, porque a pesar que salen, se divierten, conocen personas, no encuentran ese ser que los haría felices en el amor; al compañero, al amigo, al amante que sería parte de sus vidas? ¿Qué está ocurriendo, que a pesar del esfuerzo grande que colocan, no lo están logrando?

Los seres que están pasando esta etapa en sus vidas, les decimos, que no están encontrando esa persona “especial” porque no están: “Enamorados de su propia alma”. ¿Cómo es posible? Ustedes dirán ¿Cómo puedo estar enamorado de mí mismo? Eso es imposible! No, no es imposible, porque para encontrar al alma que están buscando, primero deben descubrirse a sí mismos y al hacerlo, se quedarán prendados, embelesados, extasiados y enamorados de lo que ustedes descubrirán… A sí mismos. Cuando el alma busca y procura el amor, lo va a hacer mirándose en un espejo, porque querrá, que aquella parte que la complemente, sea muy parecida a ella. Aquí tenemos la explicación del por qué muchas veces se sienten atraídos por un ser y después de un tiempo no dio ningún resultado.

Veamos porque:

Yo estoy Apasionado! Cuando el alma está “Apasionada por su cuerpo físico”, buscará a su pareja a través del Ego, este será su espejo y esto es lo que ella atraerá, debido a la imagen que le refleja el espejo y lo hará de esta manera, porque no se ha descubierto así mismo y al no hacerlo no tiene una imagen interna, si no externa. Procurará entonces de pareja un físico envidiable, de cuerpo y cara perfecta. Si es hombre buscará una mujer con cuerpo y cara de la diosa Venus y si es mujer un dios griego, un Apolo que la transporte a los cielos. Si los dos se sintieron atraídos por el ego de un cuerpo físico, entonces esta relación no durará mucho tiempo, puesto que el cuerpo tiende a través del tiempo a envejecer y deteriorarse, por lo tanto la pasión acaba.

"El enamoramiento comienza, cuando ustedes despiertan la consciencia interna".

Lo primero que descubrirán es su propia alma y ella será el amor de sus vidas. Ella se revelará en todo su esplendor, así de esta forma ustedes la conocerán, la amarán y sabrán cuáles son sus necesidades. Al tener consciencia de lo que ella precisa, procura y ama, no se dejarán atraer por el ego (materialidad) o por un físico deslumbrante, sino por el Yo Interior, por la belleza interna del otro ser. El amor pleno que ustedes sentirán por ella, les hará rechazar el ego, no se atraerán por la materialidad de la vida, porque desearán con todas sus fuerzas enamorarse de otra alma, que al igual que ustedes, se sentirá atraída por las mismas cualidades que ambos tienen.

El primer amor que deben sentir es, el amor por sí mismos, significa: “Amarse, cuidarse, respetarse, alimentarse bien, mantenerse sano, atenderse y defenderse”. Descubrirse a sí mismos, significa: “Conocerse, estudiarse, saber de sus emociones positivas o negativas, trabajarlas, analizarlas, sopesarlas y sanarlas”. Si ustedes no se aman, si no descubren su alma primero, nunca podrán encontrar su otra alma gemela, porque no se conocen, no saben quiénes son y al no saberlo, escogerán al azar, por costumbre, conveniencia, inmadurez, inconsciencia y sobre todo, sin tener la noción profunda de lo que están haciendo.

¡¡Descubran su alma y ámenla!! Solo así encontrarán al ser que buscan!!

"Porque el alma amada, los ayudará a procurarlo. Ella los guiará hacia el otro ser, porque lo conoce como así misma, de otras vidas y de otros mundos".

Los dos se sentirán atraídos, se reconocerán inmediatamente, son parecidos, afines, parejos y similares, y al serlo, ambos están amando a sus respectivas almas.

Cuando comiencen a amarse, y conocerse a sí mismos, sentirán bienestar, complacencia, alegría dentro de ustedes, y sabrán que merecen lo mejor, así estarán preparados para amar al ser que los está esperando, porque cuando llegue a ustedes, lo reconocerán de inmediato, vibrarán al unísono y sabrán con certeza y sin ninguna duda.

“Que esa alma eres tú y que tú eres esa alma”

- David Cisneros A -