miércoles, 27 de noviembre de 2013

TANTRA / EL VERDADERO ORGASMO



TANTRA / El verdadero orgasmo espiritual

El Tantra propone que el hombre no eyacule o por lo menos no lo haga hasta después de 4 ò 6 actos. Desde luego que tal tarea requiere de toda una tècnica, disciplina y un cambio de mentalidad hacia la mujer y el sexo. Una de las diferencias básicas entre el sexo “tradicional” y el tántrico es que mientras en el primero, la pasión se agota con el tiempo; en el sexo tàntrico, el deseo, la energìa y el cuerpo se renuevan y revitalizan.

Ademàs, se puede desarrollar el amor curativo, transformando nuestras emociones negativas en positivas. Para el sexo Tàntrico la mujer es la manifestaciòn de una Diosa. En ella, estàn establecidos la virtud, la prosperidad y los buenos augurios. Por lo tanto un hombre debe honrar a su pareja como encarnaciòn de la diosa de la riqueza y la prosperidad – LAKSHMI Los hombres pertenecen a la energìa Yang (energía de polo positivo, masculina) Al ser Yang, se excita rápidamente. Pero también se retira rápidamente. Las mujeres pertenecen a la energía Yin (energía de polo negativo, femenina) Al ser Yin, es más lenta a la hora de excitarse, Pero también es más lenta en su retirada. La mayoría de las mujeres tienen que abrir su mente y su corazón antes de poder manifestarse sexualmente. Este lento movimiento descendente de la energía en su cuerpo hacia los genitales también explica, por qué la mujer necesita más prolegómenos y más tiempo de caricias que le permitan alejar su energía de los pensamientos que la distraen.


El Yang, por otra parte, se desplaza hacia arriba -como el fuego- desde los genitales del hombre hasta su corazón y su cabeza. Por eso los hombres se excitan más rápidamente que las mujeres y suelen necesitar menos juegos preliminares. En general, la mayoría de los hombres pueden excitarse por contacto genital directo. Para ellos, esos son los preliminares. Se dice que los hombres están «enfocados en los genitales»; esto se debe a que su energía sexual comienza en sus genitales. A medida que asciende y se extiende por su cuerpo al hacer el amor, son mucho más capaces de conectar con su corazón y recibir el amor de sus parejas. Sin embargo, cuando un hombre eyacula rápidamente, toda su energía sexual se derrama sin elevarse a través de su cuerpo. La energía sexual nunca llega a su corazón, y el sexo nunca llega a convertirse, para él, en «hacer el amor». A medida que el hombre aprende a extender el orgasmo por todo el cuerpo y a hacer circular su energía vital, ésta se eleva hasta su corazón y cerebro, permitiéndole expandir su amor por su compañera. Este es el verdadero secreto de hacer el amor para los hombres.

Recordemos que el mejor afrodisíaco para un hombre es ” Una mujer que lo ame ” El Tantra se desarrolló en la India y en China ( taoismo), considera importante que el hombre no eyacule porque la energía que se liberaría con la eyaculación ‘hacia afuera’ puede utilizarse para que ascienda por la médula espinal y active los siete chakras y nutra el cerebro, además desgasta los riñones, disminuyendo la concentraciòn y la capacidad inmunológica. El tantra no usa el sexo como descarga sino como intercambio de la energía masculina y femenina para revitalizar, curar y espiritualizar el cuerpo. El Ayurveda enseña que una relación de pareja saludable y emocionalmente satisfactoria es un factor esencial para la salud de la mujer, cuando este elemento falta, la mujer es presa de desequilibrios que termina por transmitir a sus hijos.

- Stan -