lunes, 11 de noviembre de 2013

LA TRANSFORMACIÓN DURANTE LA EXPANSIÓN. por Daniel Cipolat


LA TRANSFORMACIÓN DURANTE LA EXPANSIÓN. 
por Daniel Cipolat

Las oleadas de alta energía van reconfigurando de a poco nuestras C.E.P., ésto trae como resultado la expansión de nuestros cuerpos espirituales y nuestras conciencias. 

Desde ahora, llamaré a éstos movimientos energéticos que son muy concretos y evidentes, (que no proceden de una sola fuente) como de Contracción y Expansión.

Si bien podría decirse que son movimientos opuestos, ambos contienen el mismo principio, que es la de mover todo aquello que está momentáneamente detenido, resguardado y protegido, pero que por cuestiones naturales y cósmicas deben activarse para continuar su ciclo con todos los elementos del universo, como el de un átomo, un sistema solar, una galaxia y más allá.
Como ustedes saben, éstos movimientos son circulares y en espiral.

Hay momentos en que las energías, de acuerdo a sus características, nos hacen contraer, ir hacia nuestro interior, y tal vez momentáneamente, necesitemos aislarnos y bucear internamente hacia aquellas regiones poco transitadas de nosotros mismos para conectarnos con aspectos que deben ser revisados para prepararnos para lo que vendrá.
Hay otros momentos en que ésta misma energía se expande, y ése es el caso de lo que nos toca vivir en éste momento. Diferenciar cada uno de éstos movimientos de Contracción y Expansión puede ser algo muy sutil, y cada uno lo puede sentir a su manera, sin siquiera ser conscientes de éstos mecanismos, tampoco es lo más importante diferenciarlos, aunque puede ser de utilidad como una manera de conocerse y de interpretar cómo se manifiestan éstas fases energéticas en cada uno de ustedes.

Éste movimiento expansivo del que les hablo, como en todo, tiene sus componentes de "luces y de sombras" (si se me permite éste término), aunque como ustedes saben, todo finalmente es Luz.
La analogía que se me ocurre para que puedan interpretar éste movimiento de expansión, es la de algunos reptiles (en el buen sentido) que atraviesan por el período de muda o cambio de piel. También lo experimenta la Mariposa, cuando se prepara para salir del capullo. Para deshacerse de su antiguo envoltorio necesitan expandirse a tal punto como para rasgar su antigua estructura superficial. Una vez que la piel anterior cede, el animal o insecto vuelve a su tamaño original (aunque algo más expandido porque creció) y de esa manera, junto con otras artimañas pueden liberarse de ésta capa de su envoltura que ya no les sirve. El proceso parecería ser traumático, pero es algo natural que les permitirá lucir una piel más sana, colorida y reluciente. Es como un nuevo renacer.

Entonces, los movimientos de expansión, esconden éste tipo de mecanismos por los cuales debemos atravesar. Si los sabemos entender y capitalizar, podremos sacarles el dramatismo aparente que una transformación de ésta envergadura representa.
Si me permiten y para ser más preciso con los detalles, la localización de ésta Expansión se realiza y se continuará realizando en ciertas conexiones y regiones de nuestro cerebro. Por eso es que pueden esperar alguna que otra desconexión-reconexión con algunas lagunas mentales, dolores de cabeza, sensación de flotar en el tiempo, mareos, deslocalización y un poco de confusión. Si hay algo bloqueado éstas energías intentarán desbloquear a través de algunas purgas físicas, como pueden ser descomposturas, algún que otro vómito, molestias abdominales e intestinales e inclusive en la espalda baja, en fin... ustedes saben.
Pueden compartir desde ya sus propias percepciones o síntomas.

Así que observen y sientan éste proceso expansivo como algo natural que debe ser transitado y asimilado con un espíritu positivo. Por supuesto que esto consumirá algo de energía, pero no puedo enfatizar los suficiente mis recomendaciones respecto a permanecer tranquilos y descansar todo lo que necesiten.

Feliz cambio de piel y a expandirse!

Abrazos!

Daniel Cipolat.