viernes, 23 de agosto de 2013

MANIFIESTO DE LA NUEVA HUMANIDAD

MANIFIESTO DE LA NUEVA HUMANIDAD

Lo que hay frente a tus ojos,
Ese es el milagro cotidiano.
Detenete un segundo,
contémplate una mano.
No hay cosa más sublime
que todo lo que existe.

Lamento decir que tu sombra es un invento,
que tu sombra es un pedazo de nada
cubriendo tu mirada de lo esencial.

No te olvides que la mente
es la que fabrica todo el miedo,
la mente es la que sostiene el condicionamiento,
la que estabiliza los traumas,
la que induce los estados de conflicto interior.

Nunca olvides que tu condición
es la de un ser venido al mundo para amar,
la de un ser vivo que brotó en este planeta azul
para reconocer la cualidad cósmica de todo.





Por favor, no te pierdas en los pequeños problemas.
Lo único que hay es belleza.

Nuestra tarea es comprender los mecanismos
que la mente realiza para crear su propio miedo.
Una vez comprendido, ya no podes desconfiar de vos.

Porque todo es brillante.
Mírate al espejo,
no mires tus arrugas o no acciones
la máquina de juzgar,
mira de verdad,
detrás de la primera mirada,
rápida y desvalorada,
hay una mirada más profunda.
Aquella que mira los ojos de algo eterno,
algo infinito, algo supremo.

Te pido por favor que dejes el cigarrillo a un lado.
Vinimos al mundo a que el cuerpo emane la fragancia de la vida.
No queremos la fragancia de la muerte, ni tampoco vos la querés.

Lo que queremos lo dice nuestro corazón, siempre.
Palpita por encontrarse de verdad con otro.
Palpita por recibir una caricia, un abrazo inmensurable.

El paso firme es el paso puro.
El paso que asume lo que se es.
Y somos poderosos más allá de toda medida.
Somos extraordinarios,
creamos hijos en un acto de amor ilimitado.

Por favor universo,
ya no nos quejemos por nada más.
Transformemos nuestra sombra en libertad para vivir.

Y el mundo cambiará.


La naturaleza engendró un mecanismo
para desatar su propia metamorfosis.
Y nosotros somos naturaleza.
Y estamos en plena metamorfosis.

La especie humana es de amor, de armonía, de potencia y de infinito.
Esa es la naturaleza humana. Cualquier otra cosa es un desvío que ya regresará a su camino original.

Desparramen su belleza por el universo.
No se guarden los poemas en la mesita de luz,
ni sus obras de arte bellísimas,
ni su voz, ni su danza,
ni su inteligencia,
ni su racionalidad,
ni su sentimiento,
ni su emoción.

Vinimos a expresar todo lo que somos en plenitud.

Acción Acción Acción.