miércoles, 28 de agosto de 2013

Cuento Zen.


Maestro, ¿y cómo sabré reconocer que he llegado
al final del camino de dominar mi mente?
Hijo, nunca lo sabrás porque nunca la dominarás plenamente,
pero hay indicios que te irán indicando si avanzas.
Uno de ellos es que la manifestación de tus emociones será cada vez más esporádica.
Otra es que irás adquiriendo la capacidad de observar sin juzgar.
Otra, verás aumentadas tus capacidades intuitivas
y tu pensamiento será cada vez más profundo y abarcador.

Por último, te sentirás cada vez mejor en lo físico.
Cuento Zen.
Secretos de las Estrellas