lunes, 26 de agosto de 2013

1 MINUTO DE MEDITACIÓN BASTA

Regalate y compartí un minuto de conexión interna...

Este ejercicio se puede hacer donde estés ahora ya que es solo un minuto: Trabajo, tu casa, mientras esperás estacionado en tu automóvil...en cualquier lado. Mejor si es en un lugar tranquilo, pero igualmente es interno, en cualquier lugar y situación puedes estar presente dentro de ti...

Cierra lo ojos un minuto.
Siente la oscuridad y haz un primero contacto consciente con una profunda respiración hacia adentro y exhalando. Imagina que con esa exhalación sueltas todas las tensiones que llevas.
Imagina a tus células exhalando, soltando su propia tensión.

Dale la orden al cuerpo de que se relaje, se amable con él, el no tiene la culpa de estar estresado. Hazte cargo de todas las tensiones que le transmites y agradécele por ser tu cable a tierra. Siente tu cuerpo y agradécele ser tu vehículo para esta experiencia. Siéntelo: Pies, piernas, rodillas, muslos, el contacto de los muslos con la silla (si estás sentado/a), la cintura, genitales, panza, espalda, hombros, brazos, manos, dedos, cuello...siente todos los músculos de la cara...relájalos, suelta la mandíbula sin abrir la boca... Siente todo el cuerpo, haz contacto con tus células que siempre estuvieron ahí trabajando sin descanso ... hace cuanto no eras consciente de ellas...??

Respira, siente el aire que entra por la nariz, que baja e infla tu panza primero y luego tus pulmones y suelta... imagina que respiras energía nueva y sueltas la vieja...

Siente tu poder interno, tu latido del corazón. Que es esa energía ahí que siempre está en movimiento? Imagina que entras al corazón, ya estás dentro...solo siente! Permanece ahí... sin buscar, solo ser y estar...

¿Cómo se sintió?