jueves, 22 de agosto de 2013

AMAR

Amar conscientemente es una de las experiencias más maravillosas que podemos experimentar, porque sin conciencia el amor queda reducido a un acto animal que agota, mientras que vivido con consciencia desde el corazón es fuente de felicidad y energía.

Podemos vivir la vida desde distintos niveles de consciencia y cuanto más profundo es el nivel de consciencia en el cual vivamos más profunda y gratificante será nuestra vida.
Amar no es desear, atraer o sufrir, amar es expandir nuestra propia consciencia.
Amar es estar por encima de la dualidad del temor y del miedo, ama y has lo que quieras, ello quiere decir que cuando amas eres libre y puedes hacer lo que quieras.
El amor consciente no es reacción, sino continua creación; el amor es lo que nos proporciona la alegría de vivir es la sal de la vida y eso por una razón muy sencilla a saber, que la vida es expansión de la consciencia.
Sin amor la vida está bloqueada, no tiene sentido o al menos no tiene sentido para aquel que no ama, todos podemos vivir una vida amorosa más rica y plena, si aprendemos a amar con más consciencia, no se trata de llegar a una meta determinada, sino de crecer
De crecer por dentro, irradiando aquello que está en el interior de todos los hombres, aquello que llamamos amor.
El amor es el sentimiento de unidad de consciencia que está dentro de tu corazón, cuando amamos a alguien estamos en contacto con el amor universal, que dentro de cada uno de nosotros y lo irradiamos a nuestro alrededor.
Si queremos llegar al amor universal, comencemos amándonos a nosotros mismos y a quienes nos rodean desde el corazón. Bendice. Bendigo la luz y el bien dentro de Ti.︵‿❥‿☮
Adrian Mendik.