domingo, 22 de septiembre de 2013

Cómo evitar que el estrés bloquee tu abundancia.


Cómo evitar que el estrés bloquee tu abundancia.

Mejorar la calidad de nuestros pensamientos y creencias pueden ayudar a atraer mejores experiencias en nuestras vidas, pero esto no significa que los aspectos externos de nuestras vidas se transformarán mágicamente en un orden perfecto que garantizará que vivamos “felices por siempre”. A pesar de esta actitud positiva, siempre habrá cosas que no podemos controlar, como las acciones de otras personas, por ejemplo.

El verdadero regalo de una actitud mental positiva es la capacidad de manejar mejor los detalles irritantes de la vida. Nuestra reacción a aquellos detalles es lo que usualmente determina el resultado final. Reaccionar con ira y frustración usualmente dispara la energía negativa y la mantiene funcionando. Mantener esta compostura y positivo, por otro lado, es usualmente suficiente como para inspirar soluciones creativas y contributivas a la formación de sorpresas placenteras luego.

El Arte de la Transformación Mental

Si tú eres como la mayoría de la gente, intenta evitar el sufrimiento a toda costa – pero tú puedes usar circunstancias no placenteras como un gran punto de partida para crear algo mejor. Una de las mejores formas de hacer esto sería usar tus momentos de sufrimientos (frustración, miedo, dolor y similares) como una oportunidad para focalizar tus pensamientos en algo mejor que te gustaría atraer.

Por ejemplo, si tu situación financiera es estresante en este momento, tú puedes usar estos sentimientos como un punto de partida para lo que tú sí desearías experimentar. En vez de luchar contra tus sentimientos, tú podrías decir: “En este momento me siento asustado y frustrado, pero me sentiré mucho más en paz y seguro con respecto a mis finanzas pronto”. Luego focalízate en un sentimiento de paz y seguridad por unos minutos. Con el tiempo, comenzarás a disparar tu foco dominante y a atraer circunstancias que te harán reforzar tus sentimientos de seguridad y paz.

Deja ir la Culpa

Mientras observas tus circunstancias de vida actuales, ¿te sientes tentado de culpar a otras personas, compañías o fuerzas más allá de tu control? Como muchas personas, quizás te resistas a creer que tú eres el único que ha creado estas condiciones. Sin embargo, hay una forma fácil de aceptar esta posibilidad sin culpa ni auto-recriminación: Recordándote a ti mismo que el proceso de creación es mayormente subconsciente para la mayoría de nosotros.

Ahora que estás aprendiendo más sobre la forma en que tus pensamientos y sentimientos afectan tu realidad física, estas en una mejor posición para crear conscientemente tu vida desde este punto. Pero no puedes castigarte por no ser mejor en el pasado. Tomar responsabilidad por tu propia vida no se trata de vapulearte. En cambio, míralo como una oportunidad para elegir algo mejor porque ahora tienes el conocimiento y la fuerza para hacerlo.