martes, 24 de septiembre de 2013

EL DÍA QUE CAMBIES...


EL DÍA QUE CAMBIES...

Los hombres buscan y huyen de muchas cosas,
y no entienden que, tanto lo que buscan fuera
como aquello de lo que huyen, está dentro.
Estás intentando escapar de algo que está dentro de ti:
tu inconsciente, en donde están grabadas todas tus programaciones.
Y lo que buscas, el amor, la felicidad, está dentro de ti,
eres tú mismo.
Es el despertar a tu suficiencia lo que va a liberarte.
La resolución de todo está dentro de ti,
y si consigues ser suficiente, ya has llegado a ser tú mismo.
Pero mientras no se te vayan tus neurosis de adormilado,
no intentes cambiar el mundo; antes despierta tú.
Mientras duermes y sueñas, ves a las personas
y al mundo igual que te ves tú.

El día que cambies, cambiarán todas las personas para ti,
y cambiará tu presente. Entonces vivirás en un mundo de amor.
El que ama, termina siempre por vivir en un mundo de amor,
porque los demás no tienen más remedio que reaccionar
por lo que él los impacta.
Ahora piensa en las personas con las que ordinariamente
vives y trabajas, y en los problemas que tienes con ellos.

¿Sabes la solución? Te voy a decir un remedio mágico,
porque no falla nunca: cambia tu programación y todo cambiará.
Renuncia a tus exigencias: lo más importante
para vivir el presente, tanto contigo mismo
como con los demás, es renunciar a las exigencias.

Tú no puedes exigir a nadie que te quiera pero,
en cuanto no seas exigente y sueltes los apegos,
podrás reconocer cuántas personas te quieren así como eres,
sin exigirte nada, y comenzarás a saber lo que es amor.

Anthony de Mello