jueves, 19 de septiembre de 2013

La Manifestación del Destino


La Manifestación del Destino 

¿Tienes algún sueño? ¿Alguna visión acerca de cómo podría ser la vida? ¿Alguna idea para una futura escena en la película de tu vida o en la del planeta? Maravilloso. Pero aquí hay dos cosas importantes que debemos recordar. 

En primer lugar, que no puedes llegar allá desde aquí. En otras palabras, 'allá', tu visión de un mañana, está realmente apareciendo en un sitio más allá de todos los ayeres y todos los mañanas - aquí y ahora. Los sueños, las esperanzas, los planes, el destino imaginado, todo eso que llamamos 'futuro', es tan sólo una apariencia presente, no futura. El futuro surge en este momento. El pasado surge en este momento. Toda la película de tu vida, su historia y sus sueños futuros aparecen en el presente, tu verdadero Hogar, previo al tiempo, tu verdadero sitio de descanso y alegría y tu último destino. Así que sueña, ten esperanzas, planea y sé consciente siempre del lugar en el que te encuentras.

En segundo lugar, no podrías llegar a un mejor mañana si te estás resistiendo al ahora. La resistencia sólo genera más resistencia, y estar en guerra con lo que hoy ves como 'problemas', luchar en contra de los 'obstáculos' de hoy, estar diciendo 'no' a lo que aparece en este momento, sólo te lleva a generar más obstáculos, problemas y asuntos que resistir. Una falsa identificación no te puede llevar sino a otra falsa identificación. Un NO a la vida jamás te llevará a un SÍ a la vida, ni a la manifestación de ese SÍ que dices estar buscando en tu presente experiencia (porque la vida y tú son uno). Cualquier SÍ futuro tiene que fluir desde un SÍ en el presente, por más que esté en conflicto con el sentido común, y por mucho que esto moleste al ego, que se nutre de la resistencia y el conflicto y de luchar por aquello que cree que quiere pero que realmente nunca puede conseguir dentro del tiempo.

Se nos enseñó que con el fin de obtener lo que queremos, con el fin de generar cambios y poder sanar, que con el fin de manifestar nuestros sueños, debíamos luchar con el presente. Esto no es cierto. La oscuridad sólo nos lleva a más oscuridad. Sólo la luz puede evidenciar la irrealidad de la oscuridad. Sólo el amor sana, como siempre se nos ha dicho. La guerra nunca nos ha conducido a la verdadera paz.

Para llegar a donde quieres estar en el fondo de tu corazón, para vivir ese SÍ inmenso, no empieces por rechazar el sitio donde te encuentras porque cuando rechazas una ola, rechazas el océano entero. Al rechazar en este momento alguna de las escenas de una película, estarás rechazando toda la película porque la escena ES la película de este momento. No hay nada más. Empieza desde donde estás y ve esta escena presente como tu portal, así como cada ola es tu único portal hacia la inmensidad del océano porque ésta ES el océano mismo.

Todo comienza con un SÍ. Un SÍ a la confusión, a la duda, a la frustración, incluso a la desesperación. Un SÍ a cualquier cosa que esté surgiendo en este preciso momento. Un SÍ a no contar con las respuestas en este momento. Un SÍ al reconocimiento de aquello que deseas pero sin tener la idea de cómo se va a manifestar. Todo está bien - la película de tu vida no se ha escrito aún, está completamente incompleta. No podrías aprenderte un guión que ni siquiera existe. La manifestación no es asunto tuyo. Simplemente descansa en eso que eres, absolutamente completo, independientemente de que la historia esté incompleta y sé consciente de que la escena de este momento es tu destino (lo que realmente eres) manifestándose (apareciendo) y que eres inseparable de esa danza.

El destino fluye solamente desde el destino. Lo que realmente deseas ya está aquí, ya está brillando y lo que deseas sólo puede fluir desde aquello que realmente deseas. Entiende bien esto y todo será posible porque tú eres la vida misma, el poder que mantiene a los planetas en órbita y canta a través de las aves en esas cálidas noches de verano.

Jeff Foster
(Traducido por Tarsila Murguía)