martes, 3 de septiembre de 2013

AYUDANTES DE DIOS

AYUDANTES DE DIOS

Hoy fui a practicarme un análisis rutinario de salud. De pronto llega una señora mayor se acerca, se sienta junto a mi y me dice espontáneamente que ella se hará el análisis, pero que ya nada le importa, que ya no quiere vivir...

Algo profundo emergió de mi y de pronto me vi, mirándole directamente a los ojos, como si no fuera yo quien la mirará, sentía era un Ser muy grande ysumamente afable... entonces de mi boca salió una pregunta:

¿NO TE HAN DICHO QUE DIOS PRECISA ALMAS BUENAS AQUÍ, EN ESTE MOMENTO????

...Si. somos como ayudantes ángeles, vamos expandiendo luz....

De estas afirmaciones nació una larga y profunda conversación que partiendo del sufrimiento, culminó en la alegría de las almas que se encuentran y comprenden que ya es el momento de anunciar QUE LO BUENO ESTA AQUÍ.

En ese pequeño lugar había 5 personas que muy lentamente comenzaron a llenarse de LUZ y contar cosas que sentían....

Más me sorprendí cuando oí que mi boca decía:

"En este momento no se te permite aun comprender las causas o por qués de lo que llamáis sufrimiento, pero créeme es absolutamente necesario que tengas absoluta confianza, ¡mirad después de este atajo oscuro, brilla la más espléndida luz!"

Al despedirme del pequeño grupo luego de escasos quince minutos de intercambio, hubo abrazos del alma, muy fuertes, con besos fuertes y sonrisas que decían en el silencio:

Ve tranquila hoy aprendiste algo nuevo: SOMOS AYUDANTES DE DIOS.