miércoles, 11 de septiembre de 2013

El milagroso poder de trabajo de su subconsciente

El poder del subconsciente es enorme. Le inspira y le guía y le revela los nombres, los hechos y las escenas que están guardados, "archivados" en su memoria. Su subconsciente inició los latidos de su corazón, controla la circulación de su sangre, regúlala digestión, la asimilación y la eliminación. Cuando usted come pan, su subcons­ciente tiene también que ver con la transmutación de este producto a tejidos, músculos, esqueleto y sangre. Este proceso va más allá de los poderes del más sabio de los hombres. Su subconsciente controla los procesos vitales y las funciones de su cuerpo y tiene las respuestas para todos los problemas.
Su subconsciente nunca duerme, nunca descansa. Está siempre trabajando. Usted puede descubrir el poder de trabajo maravilloso de su subconsciente. Dígale antes de dormirse que usted quiere que se realice cierto asunto y se sorprenderá al descubrir que sus fuerzas in­ternas empiezan a trabajar llevándole a obtener los resultados. Ahí es donde existe una fuente de poder y sabiduría colocándole a usted en contacto con la omnipotencia ó el poder que mueve el mundo, que guía los planetas en su curso y que origina la salida del sol.
El subconsciente suyo es la fuente de sus ideas, de sus aspiraciones y de sus necesidades altruistas. Fue a través de su subconsciente que Shakeaspeare percibió las grandes verdades ocultas en el prome­dio del hombre de sus días. Indudablemente, ésta fue la respuesta de la mente subconsciente que inspiró y movió al escultor griego Phidias, al ejecutar en bloques de mármol y en bronce, belleza, orden, simetría y proporción. Permitió al artista italiano Rafael, pintar madonas, y a Ludwig Van Bethoven componer sinfonías.
En 1955, yo di una conferencia en la Universidad de Yoga de Rishiashrishikesh y tuve oportunidad de conversar con un cirujano de Bombay. El me contó acerca de un cirujano escocés que trabajó en Bengala antes del descubrimiento del éter o de los métodos modernos de anestesia. Entre 1843 y 1846 este médico realizó unas 400 opera­ciones, desde amputaciones, extracciones de tumores, cáncer, hasta operaciones en los ojos, oídos y garganta. Todas las operaciones fue­ron conducidas bajo anestesia mental solamente. Este doctor Hindú me informó que la mortalidad postoperatoria de estos pacientes era extremadamente baja, ya que sólo murieron de un dos a tres por cien­to. Los pacientes no sintieron dolor y no ocurrieron muertes durante las operaciones. Este médico sugestionaba a la mente subconsciente de todos sus pacientes, que estaban en estado hipnótico; las heridas no se infectaban ni desarrollaban condiciones desfavorables postopera­torias. Usted debe recordar que antes de Luis Pasteur, Joseph Lister y otros habían identificado la infección como causada por virus y ya habían apuntado el origen de las enfermedades bacteriales causados por instrumentos no esterilizados y a organismos virulentos del am­biente.
Este cirujano Hindú decía que la razón de la baja mortalidad y la ausencia general de infección se redujo a un mínimo, debida indu­dablemente, ala sugestión que este médico ejercía sobre la mente sub­consciente de sus pacientes. Ellos respondieron de acuerdo con la na­turaleza de esta sugestión.
Es simplemente bello, cuando usted piensa que hace ciento vein­ticinco años un cirujano descubrió los maravillosos poderes de trabajo de la mente subconsciente. Podrá ser para usted una suerte, una clase muy especial de mística cuando usted por un momento se de­tiene y piensa en los poderes trascendentales de su mente subcons­ciente? . Considere el fenómeno de la percepción extrasensorial, por ejemplo, la clarividencia, la independencia del tiempo y el espacio, la capacidad para no sufrir dolor, la capacidad para obtener respuesta a todos los problemas, cualquier otro fenómeno de este mismo tipo. Todos éstos y muchos más revelan que hay un poder y una inteligen­cia dentro de usted que trasciende el intelecto y que causa y produce maravillas. Todas estas experiencias producen regocijo y fé en el po­der de la mente del subconsciente que trabaja.
EL CONSCIENTE ES EL LIBRO DE SU VIDA
Cualquier pensamiento, creencia, opinión, teoría o dogma que usted escribe, o imprime en su mente subconsciente, usted debe expe­rimentarlos como las manifestaciones subjetivas de circunstancias, condiciones y eventos. Lo que usted escribe en la parte interna lo ex­perimentará en el exterior. Usted tiene dos lados en la vida: objetivo subjetivo, visible e invisible pensamiento y manifestación del mismo.
Su pensamiento es recibido en su cerebro que es el órgano de la mente que razona consciente. Cuando su consciente o mente objetiva acepta el pensamiento completamente es enviado al plexo solar llama­do el cerebro de su mente donde comienza a manifestarse en forma de experiencias.
Tal como se había resumido anteriormente, su mente subcons­ciente no discute. Actúa solamente de acuerdo a lo que usted escribe en ella. Acepta su veredicto o las conclusiones de su mente conscien­te como finales y determinantes. Esta es la razón por la cual usted siempre estará escribiendo en el libro de la vida, debido a que sus pen­samientos se convierten en experiencias propias.
El ensayista americano Ralph Waldo Emerson, dijo "el hombre es lo que piensa todo el día".
LO QUE SE IMPRIME EN EL SUBCONSCIENTE SE MANIFIESTA EXTERIORMENTE
William James, el padre de la psicología americana, dijo que el poder de mover al mundo está en la mente subconsciente. Su mente subconsciente es una mente con infinita inteligencia y sabiduría infi­nita. Se alimenta de pequeños resortes ocultos y es llamada la ley de la vida.
Se deberá por tanto imprimir siempre en el subconsciente ideas correctas y pensamientos constructivos.
La razón por la cual hay tanto caos y miseria en el mundo, es debido a que la gente no entiende la interacción, la relación del cons­ciente con el inconsciente. Cuando estos dos principios trabajan de a-cuerdo, en paz y de manera sincronizada, usted encontrará salud, belleza, felicidad, paz y entendimiento. Tenga la segundad que no exis­te enfermedad, ni discordia cuando estas dos mentes trabajan armo­niosamente y en paz.
Abrieron la tumba de Hermes con gran expectativa y sensación, pues siempre se creyó que contenía grandes secretos. No había tales misterios. El secreto fue así: tal como está dentro así será afuera; tal como está arriba así será abajo.
En otras palabras, todo aquello que está impreso en el subcons­ciente suyo está expresado en el espacio. La misma verdad fue procla­mada por Moisés, Isaías, Jesús, Buda, Laotse y todos los iluminados de todas las épocas y religiones. Cualquier cosa que usted sienta co­mo verdadera subjetivamente se expresa como condición, experien­cia y evento. La moción y la emoción deben encontrarse en equilibrio.
Descubrirá, observando usted k naturaleza una ley de te acción y la reacción; del reposo y el movimiento. Estas dos deben estar ba­lanceadas para obtener la armonía y el equilibrio para permitir qvt el principio de la vida fluya a través de usted, rítmica y armoniosa­mente. Las entradas y las salidas deben ser iguales. La impresión y la expresión deben ser iguales. Toda frustración es debida a un deseo no realizado. Esto, a pesar de que las teorías freudianas han sido revaluadas en gran parte, aún existen muchos sicólogos experimentales que sostienen estas tesis.
Si usted piensa negativa, destructiva y viciosamente, sus pensa­mientos generarán emociones destructivas y para darles una salida de­berán ser expresadas o manifestadas. Estas emociones al ser de natura­leza negativa frecuente, se manifestarán en úlceras, en trastornos car­díacos, tensión o angustia.
Ahora yo le pregunto: ¿Cuál es la idea que usted tiene de usted mismo? Tenga en cuenta que su vitalidad, su cuerpo, su estado fi­nanciero, sus amigos,.su estado social, representan un reflejo perfecto, una proyección de la idea que usted tiene de usted mismo y es el verdadero significado impreso en su mente subconsciente manifesta­da en todas las fase* de su vida.
Nosotros nos herimos a nosotros mismos por culpa de las ideas negativas que consideramos. Cuántas veces se ha herido usted mismo al ponerse bravo, al temer, al estar celoso ó vengativo7 Estos son los venenos que entran en su mente subconsciente. Usted no nació con estas actitudes negativas. Alimente su mente subconsciente con pen­samientos que traigan vida y podrá borrar todos los patrones negativos que encuentran dentro de usted. A medida que continúe hacien­do esto, todo el pasado será borrado y no habrá más recuerdos tristes, destructores, que minen su alegría.
EL SUBCONSCIENTE CURA UNA ENFERMEDAD MALIGNA EN LA PIEL
Voy a referir una curación personal como la evidencia más con­vincente para el más escéptico debido a los poderes curativos de la mente -subconsciente. Hace unos 40 anos, me pude curar un cáncer de piel por mis propios métodos. La terapia médica había fallado pa­ra evitar el crecimiento de este cáncer desarrollado progresivamente
Un sacerdote con profundo conocimiento psicológico refiriéndo­le sobre mi enfermedad quiso consolarme con el siguiente argumento: "Este reloj tiene fabricante, y el fabricante primero tuvo una idea en su mente antes-de que el reloj se convirtiera en una realidad objetiva, y si el reloj se dañaba este fabricante podía arreglarlo". Mi amigo me recordaba que la inteligencia subconsciente que había creado mi cuerpo era como el fabricante del reloj y que él también conocía exacta­mente cómo curarlo, cómo restaurarlo y dirigir las funciones vitales y los procesos de mi cuerpo, pero que debería proveer la guía de la salud. Y esto actuaría como una causa y el efecto seria la curación
Entonces, yo inicié la sencilla oración siguiente "Mi cuerpo y todos mis órganos fueron creados por la infinita inteligencia de mi mente subconsciente. Yo sé como curarme. Su sabiduría hizo mis órganos, mis tejidos, mis músculos y mis huesos. Esta curación infinita está presente dentro de mí, está transformando cada átomo de mi ser, haciéndome a mí como un todo más perfecto. Estoy agradecido por la curación que está realizándose. Maravillosas cosas de inteligencia creativa están pasando dentro de mí"
Recé en esta forma durante 5 minutos, dos o tres veces al día, repitiendo las mismas frases, tres meses después, mi piel se había cu­rado completamente.
Como usted puede ver, todo lo que hice fué darle modelos vivi­ficantes de totalidad, belleza y perfección a mi mente subconsciente, desechando las imágenes negativas y los patrones de pensamiento ani­dados en mi subconsciente causantes de todos mis problemas. Nada existe en su cuerpo excepto el equivalente mental; el día que usted cambie su mente, redirigiéndola con afirmaciones usted cambiará su cuerpo. Esta es la base de todas las curaciones.
COMO EL SUBCONSCIENTE CONTROLA TODAS LAS FUNCIONES DEL CUERPO
Cuando usted está despierto ó dormido, su mente subconscien­te se halla en actividad incesante, controlando todas las funciones vi­tales de su cuerpo sin necesitar la ayuda de su mente consciente. Por ejemplo cuando usted está dormido, su corazón continúa contrayén­dose y sus pulmones no descansan en el proceso de inhalación y ex­halación continua. Así que su sangre absorbe oxígeno y actúa lo mis­mo que estando despierto. El subconsciente controla los procesos di­gestivos y glandulares así como las misteriosas operaciones del cuerpo. El pelo continúa creciendo así usted esté dormido o despierto. Los científicos le dicen a usted que la piel segrega mucho más sudor du­rante el sueño que estando despierto. Sus ojos, sus oídos y sus senti­dos están activos durante el sueño. Por ejemplo, muchos de nuestros grandes científicos han recibido respuestas durante su sueño a pro­blemas que nos dejaría perplejos. Ellos encontraron las respuestas cuando sonaban.
Muy a menudo, la mente consciente interfiere con el ritmo nor­mal del corazón, pulmones y el funcionamiento del estómago, los in­testinos, por preocupación, angustia, miedo o depresión. Estos patro­nes de pensamiento interfieren con el funcionamiento armonioso de una mente subconsciente. Cuando se está mentalmente enfermo, el procedimiento mejor es relajarse, abandonarse, abstraerse, despreocu­parse. Hable entonces a su mente subconsciente ordenándole paz, ar­monía y orden, y ya verá como todas las funciones de su cuerpo se volverán normales de nuevo. Pero debe hablar a su mente subconsciente con autoridad y convicción; ésta le obedecerá.
Su subconsciente busca preservar su vida y restaurar la salud a cualquier precio. Esto hace que usted ame a sus hijos, lo cual tam­bién ilustra el deseo instintivo de preservar la vida.
¿COMO HACER PARA QUE EL SUBCONSCIENTE SUYO TRABAJE PARA USTED?
Parta de un principio que repetiré centenares de veces: Su men­te subconsciente siempre está trabajando, activa noche y día, mien­tras usted trabaje o esté en reposo. Aceptamos que el subconsciente es el creador de su cuerpo, pero usted no puede oír conscientemente el silencio o un proceso silencioso. También sus negocios tienen que ver con la mente consciente y no con la inconsciente. Mantenga la mente consciente ocupada con las perspectivas de lo mejor, y esté seguro de que sus pensamientos están basados en amor, en verdad, en justicia, en buenas obras. Comience ahora a cuidar su mente conscien­te, sabiendo en su corazón y en su alma que su mente subconsciente está siempre reproduciendo y manifestándose de acuerdo con su pen­samiento habitual.
Del mismo modo como el agua ocupa el lugar del recipiente que la contiene, el principio de la vida que existe en usted fluye a través de usted, de acuerdo con la naturaleza de sus pensamientos con la ayuda y presencia curativa de su subconsciente brindándole armonía, sa­lud, paz, abundancia y felicidad.
Hágase a la idea de que usted no está solo, que hay una inteli­gencia viviente, una compañía amorosa en su vida. Crea firmemente que está continuamente fluyendo a través suyo, vivificándole, inspi­rándole y haciéndole próspero. Responderá exactamente de esa ma­nera. Esto será un hecho pero sólo en la medida que usted lo crea.
EL PRINCIPIO DE CURACIÓN SUBCONSCIENTE RESTAURA NERVIOS ÓPTICOS ATROFIADOS
Existe un conocido caso suficientemente comprobado: el de Madame Bire de Francia, registrado en los archivos del departamento médico de Lourdes en Francia. Ella visitó Lourdes, siendo ciega, con nervios ópticos atrofiados e inútiles. Obtuvo lo que se ha dado en lla­mar una curación milagrosa. Ruth Cranston, una joven que investigó y escribió acerca de la curación de Lourdes en la revista MacCall’s de Noviembre 1955, escribe acerca de Madame Bire, como sigue: "En Lourdes ella recobró la vista de una manera increíble, con los nervios ópticos aún sin vida y con los testimonios de los médicos después de repetidas observaciones que sus mecanismos de visión se habían res­taurado en su totalidad y eran normales. Desde el punto de vista mé­dico, ella estaba viviendo con unos "ojos muertos". Yo he visitado a Lourdes varias veces y he podido observar curaciones. No hay duda de que en otros santuarios del mundo ya sean cristianos o no, también suceden. En el capítulo siguiente explicaremos algunos.
Madame Bire a la cual me refería, no se curó por la acción mila­grosa de unas aguas; se curó por medio de su mente subconsciente res­pondiendo a su creencia. El principio de curación dentro de ella, den­tro de su mente subconsciente, respondió a la naturaleza de su pensa­miento. La creencia es un pensamiento de la mente subconsciente. Sig­nifica aceptar algo como verdad. El pensamiento aceptado se ejecuta automáticamente. Indudablemente Madame Bire con una gran fé y con el convencimiento de que ella recibiría la curación. Su mente subconsciente respondió de acuerdo con esto liberando las fuerzas curativas.
COMO LLEVAR LA IDEA DE LA SALUD PERFECTA A SU MENTE SUBCONSCIENTE
Conocí en Sudáfrica a un sacerdote quien me comentó el méto­do utilizado por él para llevar la idea de la salud perfecta al subcons­ciente. El padecía un cáncer de pulmón. Su técnica, tal como él me la había dado, de su propio puño y letra decía así: "varias veces al día me aseguro de estar totalmente relajado mental y físicamente. Rela­jo mi cuerpo hablan dolé en la siguiente forma: "mis pies están relaja­dos, mis rodillas están relajadas, mis piernas están relajadas, mis mús­culos abdominales están relajados, mi corazón y mis pulmones están relajados, mi cabeza está relajada, mi totalidad está completamente relajada. Después de 5 minutos me siento adormilado y digo la siguien­te verdad: "Una divina perfección se expresa ahora a través de mí. La idea de la salud perfecta llena mi mente subconsciente. La imagen que Dios tiene de mí es una imagen perfecta y mi subconsciente re­crea de nuevo mi cuerpo de acuerdo con la imagen perfecta que tengo en la mente de Dios".
Este sacerdote se curó de manera sorprendente. Este ejemplo es un modelo simple para llevar la idea de la salud perfecta a la mente subconsciente. Otra manera de llevar la idea de salud a la mente sub­consciente es a través de una imaginación disciplinada o científica. Le conté a un hombre afectado por una parálisis funcional, que hicie­ra «1 esfuerzo mental de verse caminando en su oficina, tocando el es­critorio, contestando el teléfono y haciendo todas las cosas que ordi­nariamente haría si estuviera sane. Expliqué a esta persona la idea de tener una imagen mental y salud perfecta aceptadas por su mente sub­consciente.
El vivió este rol imaginario, se figuró estar en la oficina, sabia que estaba dándole trabajo a su mente subconsciente para que está pudiera entrar en acción. Su mente subconsciente era como la pelícu­la que él estaba imprimiendo. Un día después de varias semanas de frecuente acondicionamiento de la mente, para esta película mental, sonó varias veces el teléfono, mientras su esposa y enfermera se en­contraban fuera de casa. El teléfono estaba a unos cuatro metros, pero él se las arregló para contestar. Una hora después estaba curado. El poder de curación de su subconsciente, respondió a la imagen mental y la curación no se hizo esperar.
Este hombre tenía un bloqueo mental causado por los impulsos del cerebro, inmovilizándole sus piernas y es así como él dijo estar impedido para caminar. Cuando modificó su obsesión interna, se pro­dujo una liberación del bloqueo creado erróneamente obstaculizando su poder interno y así le permitió caminar.
REPASO DE LO LEÍDO EN EL CAPITULO ANTERIOR. IDEAS QUE SE DEBEN RECORDAR
1. Su mente subconsciente controla todos los procesos vitales de su cuerpo y conoce las respuestas a todos los problemas.
2. Antes de irse a dormir, haga un requerimiento específico al sub­consciente tratando de probar el poder de trabajo milagroso del subconsciente suyo en usted mismo.
3. Cualquier cosa que usted imprima en su mente subconsciente, se proyecta en la pantalla del espacio como acontecimientos y experiencias. Por lo tanto usted debe escoger cuidadosamente las mejores ideas y los pensamientos que alimentan y consideran su mente consciente, desechando las ideas nocivas, las destructo­ras de la paz interior y del amor.
4. La ley de la acción y la reacción es universal. Su pensamiento es acción, y la reacción es la respuesta automática de su mente sub­consciente a su pensamiento. Cuidado con sus pensamientos!
5. Toda frustración se debe a deseos no cumplidos. Si usted fija demasiado su atención y comenta frecuentemente los obstáculos, las demoras v las dificultades, su mente subconsciente forma­ra un muro de contención y bloqueará su propia felicidad y paz del espíritu.
El principio de la vida correrá a través de usted rítmica y armo­niosamente si usted afirma conscientemente: "Estoy seguro que el poder subconsciente que me da este deseo, se está llenando dentro de mí". Esto disolverá sus conflictos. Usted llegara a interferir el ritmo normal de su corazón, de sus pulmones, de sus órganos si usted alimenta preocupación, an­gustia y miedo. Alimente su subconsciente con pensamientos de armonía, salud y-paz y todas las funciones de su organismo se normalizarán de nuevo.
Guarde y mantenga su mente subconsciente ocupada con la es­peranza de lo mejor, y su subconsciente reproducirá de manera fiel su pensamiento habitual.
Imagine un final feliz o una solución afortunada a su problema; sienta la emoción de lograr algo y lo que usted se imagina y siente, será aceptado y lo logrará con su mente subconsciente.
EL PODER DE LA MENTE SUBCONSCIENTE
Joseph Murphy