miércoles, 4 de septiembre de 2013

LA GENEROSIDAD, SENTIMIENTO DEL ESPÍRITU

LA GENEROSIDAD, SENTIMIENTO DEL ESPÍRITU



LA GENEROSIDAD, SENTIMIENTO DEL ESPÍRITU
Los grandes Maestros Espirituales, siempre nos enseñaron que la generosidad es la principal cualidad de un alma iluminada. Esta generosidad no es sólo hacia los demás sino, especialmente, hacia nosotros mismos. Para poder compartir y ser bondadoso con los otros, primero debemos amarnos a nosotros. Este, y el hábito de la gratitud, son el primer paso hacia la iluminación y felicidad duradera. Aquí están algunas ideas para cultivar la “Generosidad” en nuestras vidas y fortalecer nuestro camino espiritual. 
1. SEA BONDADOSO CON LOS SERES HUMANOS. La bondad es una cualidad bella que ennoblece el espíritu. No sólo sea bondadoso con aquellos que usted conoce, sino con los que trabajan y viajan por la vida con nosotros. La bondad no es solamente un proceso que acerca, sino que además impulsa e inspira a los demás.
2. PÓNGASE SU VESTIDO FAVORITO AUNQUE NO SALGA DE CASA. Sentirnos cómodos y a gusto con nosotros mismos es una sensación que nos inspira paz, armonía y claridad. Ya sea usando nuestras prendas favoritas, o consintiéndonos con una merienda deliciosa, o quizás un masaje o visita al spa, mimarnos nos ayuda a concentrar la energía en nuestros propósitos.
3. ABRACE A ALGUIEN QUE LO NECESITA. Toma trabajo y observación. Es estar atentos a lo que les pasa a los demás, no desde la curiosidad, sino de la compasión. Todos compartimos la experiencia de la vida, y sabemos que hay ratos en que no nos sentimos al 100 por ciento. Una sonrisa, un abrazo o una palabra de aliento, puede hacer toda la diferencia, y usted está en la posición de poder brindarle ese apoyo a alguien más.
4. DESE GUSTO SIN PENSAR EN EL COSTO. El costo de algo no es necesariamente monetario. Hay momentos que cuestan tiempo o esfuerzo o sacrificios. Viva la experiencia de estirarse más allá de sus límites, aunque sea una vez cada tanto, y registre sus impresiones. Si es financieramente, entienda que el dinero, aunque necesario para sobrevivir en nuestra sociedad, es algo que viene y va y realmente no determina nuestra experiencia superior en esta vida. Si es otra clase de costo, las recompensas y la "inversión" valen la pena pues son lecciones que aprendemos y que nos ayudan a desprendernos de lo que realmente no necesitamos.
5. HAGA UN FAVOR ANÓNIMO. Si usted ha recibido en la vida la "abundancia", sea entonces "generoso" y devuelva a la vida lo que usted ha recibido. Hágalo con amor, observe y identifique a quién usted podría dar y ofrezca sin pensar en el ego o en lo que dirán los demás. Hágalo por la satisfacción de saber que ayudó, que apoyó una causa, que hizo feliz a aquellos que dan sin recibir, y no por el agradecimiento o créditos que pueda recibir.
6. NO SE CRITIQUE POR TRES DÍAS CONSECUTIVOS. No es tan simple como parece. Continuamente decimos o pensamos, así sea en broma, cosas negativas de nosotros mismos. Practique este paso y cuando lo logre, aplíquelo a no criticar a los demás y a entender que cada cual tiene su camino y hace lo mejor con los recursos y capacidad a su alcance.
7. EMPIECE UNA AMISTAD. Y siga cultivando muchas en su vida. Tener amigos es algo invaluable, pero aún más el poder brindar la amistad a alguien más.
8. RECONOZCA LO POSITIVO EN LO NEGATIVO. Toda experiencia tiene su razón de ser y aunque requiere práctica e intención, siempre hay una perspectiva positiva. Identifíquela y celébrela. Pronto, esto se convertirá en un estilo de vida que lo llenará de paz, compasión y libertad.
9. HAGA UNA DONACIÓN. Siempre hay algo que tenemos de más que podemos darle a quien lo necesita. Dinero, tiempo, trabajo o cosas materiales pueden ser donadas. Haga una búsqueda de qué y dónde se necesita, y dónelo con amor y desprendimiento.
10. SI HA RECIBIDO ALGO HERMOSO POR MUCHO TIEMPO, DEVUELVA DE ALGUNA MANERA LO QUE LE DIERON. En la vida no solo se debe recibir, debe haber un trueque de energías. Lo que se recibe con amor, hay que devolverlo con amor. Es una ley universal y es una manera de mantener el equilibrio de Dar y recibir.
11. HAGA UNA LISTA DE SUS MEJORES CUALIDADES Y FELICÍTESE. Usted es obra de un trabajo continuo. Lo que es y donde está se lo debe a la vida, a sus seres queridos pero a usted sobre todo. Reconozca lo maravilloso en usted y dese una buena palmadita en la espalda por haber cultivado y mantenido esas cualidades y/o haber superado las dificultades.
12. SONRÍALE A UN EXTRAÑO Y A USTED MISMO. Una sonrisa es señal de conexión, y conectarse con sí mismo y los demás es una experiencia maravillosa que lo puede afectar a usted y hacer toda la diferencia en la vida de los demás. Crea en el milagro de su sonrisa.
13. PAGUE LA CUENTA DE LA PERSONA DETRÁS SUYO EN LA LÍNEA. Distribuya sus bendiciones y comparta la prosperidad que se le ha brindado… claro, para esto, primero debe hacerse consciente de lo próspero que usted es. Y créalo, usted es próspero. Si aún lo duda, haga el ejercicio del mapa de prosperidad.
14. PONGA SU MÚSICA FAVORITA Y BAILE LIBREMENTE. La música es algo maravilloso que nos puede transportar mental y emocionalmente a lugares mágicos, que le hace bien al cuerpo, y que alegra nuestras vidas. Dese el gusto de disfrutar su música favorita libremente y deje que el cuerpo la viva intensamente. Si está de ánimo para algo más calmado, ponga música espiritual y baile con el alma.
15. PERDONE UNA DEUDA PARA SIEMPRE. Suelte resentimientos y pensamientos que lo aten a alguien con quien usted ya no quiere estar vinculado. Si hay una deuda que le amarga la vida, olvídela y libere las emociones que lo estancan. El universo se lo recompensará.
Texto: Sandra Silva