sábado, 7 de septiembre de 2013

AKÁSHICO EL SALUDO DE LOS GUERREROS ARCOÍRIS VERDAD 33 CONTINUA...

Verdad 33

El Saludo de los Guerreros del Arcoíris. 
Como te has dado cuenta existen diferentes formas de manipulación mental y física de los entes obscuros, lo han hecho por miles de años, afortunadamente esto está terminando, debido a que los humanos encarnados estamos despertando a pasos agigantados. Sin embargo, dicen que cuando está apunto de amanecer es cuando más obscura está la noche; lo cual quiere decir que estos entes jugarán sus últimas cartas, darán sus golpes finales y tratarán de que no despertemos, lo cual será imposible. A continuación te voy a explicar una hermosa posición que te reconectará al 100% con tu Yo Soy, es infalible ante cualquier situación o circunstancia, si estás estresada (o), si algo te preocupa o lo que sea. Se llama El Saludo de los Guerreros del Arcoíris, es una posición con la que tu cuerpo físico y todo tu ser, se reconectará y tocará 3 Soles al mismo tiempo: el Sol Externo, el Interno y tu Sol Interior, con este último me refiero a tu Llama Tripartita que está en tu Corazón. Este es el saludo:
Primero ponte de pie, de preferencia sin zapatos, ahora coloca la palma de tu mano derecha sobre tu Corazón y déjala ahí, levanta tu brazo izquierdo y abre la palma de tu mano, cierra los ojos por unos segundos, respira profundo tantas veces como tu Corazón te lo indique y siente la reconexión en cada una de tus extremidades con cada uno de los Soles. Antes de abrir los ojos cierra la palma de tu mano izquierda, listo ese es el Saludo de los Guerreros del Arcoíris. Te voy a explicar: Cuando tú estás en la playa disfrutas muchísimo estar bajo los Sagrados Rayos Solares, no te explicas por qué, muchos sólo lo hacen para tomar un mejor color de piel. Los Rayos Solares son información cósmica que cada una de tus células está absorbiendo y asimilando, pues con el Saludo de los Guerreros del Arcoíris pasa lo mismo; tus pies están tocando y recibiendo los Rayos Solares del Sol Interno, la palma de la mano derecha está recibiendo los de la Llamita de tu Corazón y la palma de tu mano izquierda está tocando y recibiendo la energía e información del Sol Externo. Cada uno de estos Soles te están enviando todo su Amor e Información, ocasionando que cada una de tus células se reincorpore a la frecuencia a la cual deberían estar vibrando todo el tiempo, pero como estamos expuestos a tanta densidad en esta dimensión, ocasionado por estrés, preocupaciones, corajes, enojos, tristeza, miedo, drogas, alcohol, entre muchas otras, es normal que cada una de las células y tu Ser en general, tiendan a bajar la vibración. Pero con esos sencillos movimientos que acabas de aprender, en cuestión de segundos volverás a retomar un nivel vibracional de Amor, Luz y Comodidad. El Saludo de los Guerreros del Arcoíris puedes hacerlo a la hora que sea y en cualquier lugar, incluso sentado; como lo mencioné, de preferencia hazlo sin zapatos y si es posible pisando y sintiendo el pasto y mirando hacia el Sol; no hay ningún problema si lo haces en tu oficina, o algún lugar donde no haya ventanas, lo importante es que te reconectes con los tres Hermosos Soles. Debes practicarlo, conforme lo vayas haciendo sentirás una conexión más profunda y puedo apostarte que cuando lo hagas, saldrá una hermosa sonrisa que no podrás evitar, esa sonrisa indicará que te estás reconectando, esa sonrisita vendrá directo de tu Amada Presencia Yo Soy. Este saludo se llama así porque los Guerreros de la Luz o Guerreros del Arcoíris suelen utilizarlo siempre en ésta y otras dimensiones; en la antigüedad muchas razas como los mayas e incas lo practicaban. Al terminar el Saludo puedes juntar tus manos cerrar tus ojos y agradecer al Universo por todos los hermosos detalles de la Vida recibidos, tanto los pequeños como los grandes, incluso hasta los que creemos que son malos, pero que nos sirven muchísimo en nuestro desarrollo.



El libro más pequeño del mundo, con las verdades más grandes del Mundo, Un libro Akáshico canalizado y escrito por Gerardo Amaro, segunda parte.