sábado, 7 de septiembre de 2013

ATRACCIONES Y RECHAZOS KARMA

ATRACCIONES Y RECHAZOS

La historia de cada uno es su karma y esa historia nos ayuda a entender por qué nos sentimos atraídos hacia ciertas personas y por qué rechazamos a otros.

Si tenemos una relación sin problema alguno, ¿qué vamos a aprender? Por eso, muchas veces, las parejas tienen que enfrentar varias situaciones complicadas para aprender, para conocer y para salir adelante en la evolución. 

Una vez que se ha comprendido y aprendido la lección, se disuelve ese karma y no hay que volver a encarnar para pagar esa deuda. Si reencarnamos otra vez, será para aprender otras cosas.

La persona que anda en busca de la pareja ideal cae en un círculo de conexiones kármicas. 

Es posible que cambien los rostros, pero el patrón siempre es el mismo. "¿Por qué siempre me encuentro en este mismo tipo de situaciones?" Si no percibimos los patrones, es imposible romperlos. Estos patrones pueden persistir durante toda la vida, e incluso 
pasar de una vida a la siguiente.

Parte de la función de los compromisos prolongados era asegurar que la relación fuera más que una conexión kármica instantánea. 

Permitía que las energías de las dos personas o bien crecieran y se establecieran en un nivel más fuerte y profundo, o bien se disiparan naturalmente. 

Muchos divorcios podrían evitarse si las personas se tomaran más tiempo para establecer la compatibilidad en más de unos pocos niveles.

Muchas personas tienen relaciones amorosas perfectas o casi perfectas. Eso indica que su amor ha evolucionado, que ellos han aprendido sus lecciones, han ganado su felicidad.

Los ciclos se inician y continúan en muchas vidas. El karma es la Ley Universal de Causa y Efecto. Lo llevamos de reencarnación en reencarnación.