martes, 22 de octubre de 2013

CÓMO PASAR DE LA CONCIENCIA DEL HUMANO A LA CONCIENCIA DE SER. por Graciela Bárbulo


CÓMO PASAR DE LA CONCIENCIA DEL HUMANO A LA CONCIENCIA DE SER. por Graciela Bárbulo


El humano no puede descubrir la Realidad porque todo lo percibe con respecto a sí mismo. El Ser percibe la Esencia, Lo Que Es: La Realidad. 
Por lo tanto, alcanzar la experiencia de Ser requiere abandonar la percepción subjetiva del humano; es decir, el juicio. Si somos capaces de abandonar nuestro juicio con respecto a lo percibido, nos adentramos de inmediato en “ello”. En ese momento estamos en el Ser, y descubrimos que somos la Esencia de cada cosa y del conjunto de todas ellas. Descubrimos que todo constituye una unidad, incluido el “yo”.


Cómo pasar de la conciencia del humano a la Conciencia de Ser.

El humano no puede descubrir la Realidad porque todo lo percibe con respecto a sí mismo.
El Ser percibe la Esencia, Lo Que Es: La Realidad.

Por lo tanto, alcanzar la experiencia de Ser requiere abandonar la percepción subjetiva del humano; es decir, el juicio.

El Ser percibe Lo Que Es desde “eso” mismo que Es. Se expande hasta aquello que está observando, y lo percibe desde la Esencia misma de “eso”.

Siempre que percibimos una cualidad, estamos en el juicio, por lo tanto, en la dualidad.

Si somos capaces de abandonar nuestro juicio con respecto a lo percibido, nos adentramos de inmediato en “ello”. En ese momento estamos en el Ser, y descubrimos que somos la Esencia de cada cosa y del conjunto de todas ellas. Descubrimos que todo constituye una unidad, incluido el “yo”.

Muchas personas creen que la única realidad existente es la que perciben desde sus sentidos. Esto sucede porque no han salido del “lugar relativo”, es decir, “la percepción con respecto a mí”.

Pero en el momento en que abandonas el “respecto a mí”, queda la Percepción Pura.

Y en ésta Percepción Pura nos convertimos en el perceptor, en lo percibido y en la suma de ambos. Es decir, al percibir con el Ser no se produce una traslación, sino una expansión que logra englobar ambos extremos.

Esta experiencia nos lleva a la Consciencia de que todo lo que hemos considerado realidad es “percepción de la forma” (forma que, por cierto es personal y relativa), y la Verdadera Realidad subyace a la percepción. Esta Realidad es eterna y multidimensional.

Observa, simplemente observa, sin sentirte a ti mismo. Y mantente… Entonces, de repente, en un momento dado, te habrás trasladado hacia lo observado, pero sin abandonar tu “yo”.

Cuando esto te ocurra, lo que realmente te estará sucediendo es que Estás en el Ser. Reconocerás que ésta Es tu Verdadera Naturaleza. Y entonces toda tu expresión sucederá a través de Él.


Graciela Bárbulo