viernes, 18 de octubre de 2013

¿CREES QUE ERES REALMENTE LIBRE? ¿ESTÁS SEGURO?


¿CREES QUE ERES REALMENTE LIBRE? ¿ESTÁS SEGURO?

¿Todo sigue igual o algo está empezando a cambiar el Todo?

En la época de la colonia Sudamericana, en las pequeñas ciudades ya dominadas por terratenientes españoles, los negros e indígenas eran tratados como esclavos. Muchas veces para tareas domésticas: Limpiar la casa, cocinar, lavar, trasladar bultos, trabajar en la construcción, para cargar a la señora de la casa en un especie de carruaje sin ruedas y pasearla por la ciudad, etc., etc... Eran como electrodomésticos a sangre. Otros trabajaban en los campos, cosechas, etc... 

Como eran comprados y tenían un valor útil, de alguna manera "los cuidaban". Les daban de comer, techo donde vivir y protección. Si se "malgastaban" tenían que comprar otro...

Con el tiempo, anhelando la tan ansiada libertad,...algunos huyeron, otros fueron liberados...
Pero al tiempo de vivir lejos de las ciudades ocultos en las selvas y montañas, muchos sumergidos en la miseria empezaron a volver en busca de trabajo y una vida más "Digna".

Por supuesto quienes los acogían para utilizarlos como mano de obra o sirvientes eran los mismos que habían esclavizado a sus antepasados, sus antiguos amos.

El trabajo era casi el mismo que antes, pero ahora les pagaban un salario mínimo con el cual debían sobrevivir, ya que no tenían casa, ni protección. Tenían que pagar tributos o impuestos, comprar la comida, ropa, medicinas, etc... ¿A quiénes? 
Exactamente a los dueños de las riquezas quienes fabricaban las materias primas, sus mismos "jefes" o "patrones". Ellos eran quienes producían y vendían lo que los "esclavos libres" necesitaban para sobrevivir.

Trabajaban todo el día. Les pagaban 9 y gastaban 10, ya que nos les alcanzaba y el precio muy poco beneficioso para ellos lo ponían sus patrones. Así el dinero de su sueldo salía del bolsillo de su "patrón" y volvía su otro bolsillo multiplicado. 

Sus "nuevos amos" se dieron cuenta que era mejor negocio que sean "libres" a tener que mantenerlos. Además de que su dinero les volvía, con ese mismo dinero los hacían producir más, y tener mayores ganancias. El beneficio era mucho mayor. Trabajaban para ellos igual, les compraban y producían sus productos de los cuales ellos vivían cómodamente y hasta se endeudaban con ellos...volviendo a ser "esclavos pero LIBRES". 

Lo único que cambió fue la forma, el sistema. El fin el mismo, la comodidad y poder de unos por sobre los otros.
La promesa de libertad era atractiva, pero una ilusión. Era ficticia, quienes tenían el poder lo sabían perfectamente.
Ya no era necesaria la fuerza, sino generar un discurso atractivo, que sonara positivo y un sistema que se aprovechara de ello solo cambiando la estrategia por una mucho más simple, amigable a los ojos de todos, menos costosa y más duradera en el tiempo: 
"Plantar la idea de libertad en la mente de las masas, una libertad con cadenas invisibles...Una esclavitud democratizada."

Todo "parece" haber evolucionado hoy. ¿O todo sigue igual...?

Jornadas de 8, 10, 12 horas, dobles turnos... ¿Para qué?
Para pagar mil cuotas, tener un televisor más plano o más HD de lo que el ojo puede percibir. Tener un automóvil más lujoso, que me haga llegar más rápido y cómodo ¿a dónde?...a trabajar otra jornada más para poder pagar las cuotas infinitas del mismo vehículo. ¿En qué nos convertimos? ¿Qué mundo dejamos a nuestros hijos?
Vivimos para adquirir los productos que producen las empresas a través de este sistema. Empresas en las cuales trabajamos toda nuestra vida, donde nos pagan mínimos o máximos que igual gastaremos en comprar más y más "cosas" donde el dinero vuelve al mismo bolsillo de siempre. Nos siguen pagando 9 y gastamos 10.

Y no queda ahí...
Pagaremos las cuotas de la escuela privada de nuestros hijos "para una mejor educación", en donde les enseñan, preparan y formatean para encajar en ese mismo sistema y reproducir la misma vida, generación tras generación. Nos endeudaremos por años para entrar en una universidad de renombre en donde con suerte saldremos para trabajar en un puesto digno de toda esta maquinaria cultural o conseguiremos armar nuestra empresa donde pasaremos a ser nosotros los "patrones" de otros. Esta educación es la programación para sostener el sistema del cual somos esclavos.

¿Somos libres? ¿Sos libre? 

¿Y dónde quedó vivir por vivir?
¿En los 15 días de vacaciones de 365, que también pagaremos en cuotas y tendremos que trabajar horas extras a la vuelta para poder costearlo...¿? ¿Estás dispuesto a vivir toda tu vida así, persiguiendo el próximo aumento? ¿Vas a educar a tus hijos para que sigan este ciclo?

¿Qué tiempo le dedicamos a la libertad de andar por andar?
De, por ejemplo, conocer este nuestro planeta. De estar por estar. 
De relacionarnos sin interés por conseguir algo a cambio, solo por escuchar, por compartir...

¿Cuántas veces miramos al cielo y "sentimos" que ahí detrás de las nubes está el universo entero y nosotros acá flotando en este planeta hermoso lleno de vida, en medio de miles de millones de planetas?¿Qué hacemos acá? ¿Qué sentido tiene? ¿Cuánto tiempo le dedicás a contemplar esto y cuanto lo ocupás en las cuotas, un mejor auto, el puesto, progresar, trabajar más para tener más cosas...?

¿Hace cuanto que no mirás profundo a los ojos a alguien desconocido?

¿Qué tiempo le dedicamos a observar la naturaleza... o solo admiramos una tormenta cuando "compramos un ticket en el Cine 3D, saliendo fascinados contando a viva voz lo "real que era"..."casi me mojo!!!!!! Increíble"...no sabés! Tenés que verla..., decimos.
Cuando llueve torrencialmente... ¿Nos detenemos a observar y admirar la belleza de las gotas caer...? ¿Lo comentamos con nuestros amigos? ¿Nos emocionamos? O nos fastidiamos porque atrasa nuestra llegada al trabajo, para seguir ...
¿Estamos locos? En el cine si, y en la realidad no...!!¿?

¿A dónde hemos llegado?
¿Somos libres? ¿Realmente lo somos?
O pasamos el día entero haciendo cosas que no amamos para pagar cosas que no nos dan felicidad pero nos ocupan todo el tiempo. Toda la vida…

¿La libertad que hoy promulga este sistema, es real...o es como el colonial? Nos hemos convertido en esclavos de las cosas, de nuestros trabajos para tener más cosas...

¡Bien! Hemos vuelto a modificar levemente ese sistema colonial. Hemos avanzado al siguiente nivel en donde la esclavitud se camufla aún más. Ahora ya no somos "esclavos libres" que trabajan para comer y vivir. Ahora nos han hecho esclavos de las cosas, de lo material. A través de nuestra búsqueda material seguimos mirándonos el ombligo mientras delegamos el poder de generar el mundo que querríamos...a otros. Los patrones de siempre.

"Son realmente pocos los que quieren la libertad verdadera, los que se animan a generar cambios. Muchos se conforman con un amo justo".

Alegría por esta generación de adolescentes "Sabios Vagos" que no quieren trabajar por trabajar, no quieren hacer lo que nos les gusta solo por tener dinero para canjearlo por cosas... 
Ellos solo están dispuestos a hacer lo que les gusta...lo que les vibra. Lo que aman!

Ellos vinieron a enseñarnos. Vinieron a romper este sistema. A sacarnos los grilletes!

Cuanto deberíamos de aprender de ellos, de la vida...de la naturaleza, del pájaro que canta solo por el placer de cantar...

Mientras tanto, todo parecería seguir igual...

Pero estás allí, quizás en el trabajo que no amas, sentado leyendo esto. Todo está empezando a cambiar. 

Alegría!

Es hora de despertar!