viernes, 25 de octubre de 2013

LOS SERES ELEMENTALES ★




LOS SERES ELEMENTALES ★ 

Los Seres Elementales son los habitantes de los elementos que componen el planeta: agua, tierra, aire y fuego, así mismo, son los “Ángeles de la guarda” de la naturaleza. Ellos están encargados de cuidar a Gaia, Pachamama, o Madre Tierra. Entre los elementales encontramos a las hadas, los duendes, gnomos, unicornios, sirenas, sílfides, salamandras y ondinas.

Son seres maravillosos que conviven con nosotros y les encantan los niños. Muchos de ellos las ven desde pequeños, ya sea como amigos imaginarios o como destellos de luces de colores. Tener elementales cerca es un símbolo de energía de felicidad y armonía.

Los elementales habitan en un plano distinto al nuestro por lo tanto no son visibles. Sin embargo podemos atraerlos, llamarlos y hasta verlos si les pedimos permiso y nos comprometemos con el medio ambiente.

Antiguamente, los elementales eran muy conocidos, ya que se hablaba de bellas mujeres en leyendas de amor, contadas por marineros, leñadores y pescadores. Al transcurrir los años ha disminuido notablemente su presencia, debido al deterioro que estamos provocándole a nuestro medio ambiente. También se tienen historias de pequeños hombrecitos en el bosque que invitaban a los humanos a conocer su oro. De ahí la leyenda del Dia de San Patricio en los Estados Unidos

Los manejan la Ley de transmutación (el poder de cambiar de aspecto), mutando de animal a viento, a nubes o hasta incluso convertirse en pequeñas lucecitas de relámpagos de luz incandescente y colorida, que relucen por un instante. Muchas veces las hadas se manifiestan como mariposas.

Las Hadas terrestres viven encima y debajo de la tierra, en las entradas de las cuevas y en pequeños escondites del bosque, mientras que las acuáticas se llaman Ondinas y habitan en las orillas de los ríos, dentro de las fuentes.

Los duendes viven en los bosques y algunos les encanta estar con los humanos que cuidan la naturaleza.

Las sirenas son encargadas de cuidar el mar y trabajan con los delfines y ballenas para mantenerlo lleno de luz para contrarrestar la contaminación de los humanos.

Estos encantadores seres que han acompañado desde siempre al hombre, tal vez volverían a acercarse si pudiésemos recuperar la inocencia de la niñez.