jueves, 3 de octubre de 2013

CARGAR EL PLEXO CON ENERGÍAS TELURICAS: (TERCER NIVEL DE PODER. ELEMENTO TIERRA)


CARGAR EL PLEXO CON ENERGÍAS TELURICAS: (TERCER NIVEL DE PODER. ELEMENTO TIERRA)

A. Este ejercicio sirve para balancear las energías físicas, revitalizar el plexo solar, y conectar con el flujo de la Tierra.

B. Vaya a un lugar en el campo donde haya bajo sus pies una tierra o arcilla limpia y sin piedras. Si es posible, colóquese cerca de donde haya agua o, en su defecto, vaya con un recipiente lleno del líquido elemento.

Si no es posible ir al campo, consiga arcilla limpia, como las que se venden en las tiendas naturistas.

C. El participante o los participantes se colocan en dirección al sur.

D. De pie, se permanece durante unos minutos respirando profundamente y relajando el cuerpo.

E. Se pronuncia en voz alta:

"Los aquí presentes invocamos a las Fuerzas de la Naturaleza para que nos acompañen, guíen y den luz en el presente acto.

Nuestro propósito es entrar en contacto con la esencia de nuestra Madre Tierra, para ofrecerle todo nuestro respeto y recibir su vitalidad y salud.

Invocamos a los Guardianes de la Tierra para que nos respalden, y conseguir así aportar una semilla más a la evolución de nuestro planeta".

F. Se toma aire, y al exhalar los participantes se sientan sobre sus talones. Los dedos gordos de los pies están unidos por detrás, mientras que las rodillas se encuentran separadas por delante. Las manos descansan sobre las rodillas.

Si hay alguien que no pueda mantener esta postura, puede sentarse directamente sobre el suelo, cruzando las piernas y dejando reposar las manos sobre las rodillas.

G. Se toma aire y al exhalar -sin cambiar de postura- se sitúan las palmas de las manos a los lados del cuerpo tocando la tierra.

H. Se dice en voz alta:

"En este momento, con el beneplácito de los Guardianes de la Tierra, entramos en comunicación con la Madre Naturaleza, y le solicitamos ceremoniosamente que nos deje penetrar en su aureola de energía.

Oh, Madre Tierra, transmítenos tu sapiencia y haz que seamos pacientes.

Somos tus hijos, y sabes que cuentas con nosotros para ayudarte en tu Misión Cósmica".

I. Cada persona coge ahora un poco de tierra con su mano derecha diciendo:

"Esta tierra es sagrada, y como tal la tratamos con veneración".

J. Se deja caer el puñado de tierra desde la mano derecha sobre la izquierda, diciendo:

"Esta tierra es magnética y, como tal, servirá de elemento mágico de purificación".

K. Todavía con la tierra en el puño de la mano izquierda, se coge agua (o un recipiente con agua) con la diestra.

El agua se levanta un poco, colocando la mano derecha a la altura de la cara, y se dice:

"Este es el agua de donde nació la vida".

L. Se deja verter un poco de agua lentamente sobre la arcilla de la mano izquierda, diciendo:

"En el principio de los tiempos el agua se mezcló con la tierra y dio origen a la vida y así, hoy, en este acto mágico, queremos volver a la unidad con la Naturaleza".

M. Se lleva ahora el barro al plexo solar y se frota sobre éste en el sentido evolutivo. Como si colocara un reloj sobre su abdomen, siga el sentido de las agujas del reloj. Mientras hacen los círculos digan:

"Esta tierra mágica y sagrada revitaliza mi gran centro de poder.

Siento el relax de los valles y las montañas penetrando a través de mi plexo solar.

Percibo la fuerza vivificante del interior de la tierra entrando por mi plexo solar".

N. Los participantes realizan una meditación durante un tiempo previamente acordado. Pueden hacerla colocando la mano izquierda sobre el plexo solar y la palma de la mano derecha sobre la tierra, para establecer un circuito de entrada y salida de energías.

Durante la reflexión, el barro permanece en el abdomen.

O. Como en todo acto mágico, el agradecimiento no sólo es símbolo de buena educación, sino sobre todo de sentido jerárquico, pues el mago o el estudiante de Magia saben que las leyes naturales están por encima de ellos.

Coloque las dos palmas de las manos hacia abajo tocando el suelo junto a usted y digan en voz alta:

"Madre tierra, nuestras más profundas palabras de agradecimiento son ahora para ti, y nuestros pensamientos son de reverencia, integración con el entorno natural, y apertura psíquica a tus dones".

P. Se finaliza haciendo un gesto de respetuosidad, inclinando el torso adelante y poniendo momentáneamente la frente sobre la tierra.




CURSO DE ALTA MAGIA PRACTICA
CAPITULO II. MAGIA CON LA NATURALEZA